A esa hembra le gusta el sexo anal brutal

56 min

Mi compañera de cuarto es toda una fanática del sexo contra natura. El sexo anal es brutal, porque tenerla en cuatro en la cama es una experiencia tridimensional de una película porno; la perrota parece un animal hecho para recibir sexo anal, y su principal atributo es su hueco marrón y abismal. Donde puede entrar un trasatlántico porque ya le he metido de todo: mi verga, mi lengua, mi mano y casi hasta el codo. Lo mejor de todo es que no somos pareja ni nada, simplemente cogemos y al día siguiente cada quien a sus cosas. Debería haber más hembras como ella.