A los cuarenta quiero seguir cogiendo a diario en Laja

13 min

Me presento, me llamo María tengo 45 años y me he quedado para vestir santos y la verdad me importa un pimiento ni soy un bombón ni un gallo malayo lo dejamos en mujer del montón de esos que son resultonas cuando se visten y maquillan adecuadamente, de joven nunca me faltaron los pretendientes no paraban de llamarme por teléfono e incluso se presentaban a la puerta de casa sin avisar como siempre les ponía excusas para no salir acababan por pasar de mí como yo de ellos era lo que se dice una pava vamos una auténtica tonta que colecciona regalos.