A mi tía le gusta cogerme la pichula y metérsela

34 min

Mi tía me agarró el pene sin previo aviso y comenzó a sobárselo en la cara y en las tetas, mientras que me decía: mi marido no me quiere coger, por eso necesito hacerlo con alguien, por favor, dame tu leche… Yo entré en un estado excitación indescriptible, y comencé a chuparle las tetas mientras que me la follaba sin preservativo en el piso de la sala. Todo eso duró mucho porque me la follaba con amor debido a que siempre me pareció una señora de nivel; todo hasta que eché mi semen en su cara, porque ahí se vi que era una mujer más, una mujer ardiente como cualquier otra.