Acertada decisión con mi amiga zorrita de Ollagüe

21 min

Esa amiga tetona se exponía impúdicamente en la piscina, luciendo su bikini nuevo con esas ubres que no dejaban a nadie impávido. Gracias a una acertada decisión, la de invitarla a ir a la cama, pude gozar de ese par de melones. Los estrujé durante un buen rato y me divertí pellizcando sus pezones a su propio pedido, pues le encantaba el sexo rudo. Es una zorrita que buscaba un macho completamente decidido a penetrarla. Nada de conquista ni cachondeo, pues no le gusta perder el tiempo. Quería una verga en su interior y yo se la proporcioné. Luego me sentí utilizado pero esa sensación me duró solo unos minutos.