Alta y espigada merece ser penetrada

7 min

Hace año y medio soy tutor de Fernanda; ella es aplicada e inteligente y muy bonita. Es alta y espigada y tiene una nariz de zorrita simpática. Todo eso me hizo pensar que debía follármela; así que la invité a mi casa, en la tarde después de clases. Al principio no quería que le metiera la pichula pues decía que eso se lo guardaba a su futuro marido, pero le dije que no estúpida que si no lo hacía le iba a hacer repetir el año. Ahí se dejó enterrar el pico hasta la empuñadura y luego me pedía más.