Amiga comprensiva me hace una mamada y luego me cabalga

8 min

Quisiera tener más amigas como ella, cuando me ve medio triste y desmoralizado por problemas con mi polola o con mi familia se ofrece a hacerme una mamada para levantarme la moral. O si me ve deprimido por mis notas en la universidad, o si simplemente estamos a solas. Cualquier excusa es buena para que abra sus labios carnosos y se trague mi verga. Y cuando me tiene a punto de caramelo, se monta encima de mí y me cabalga hasta sacarme toda la leche. Amigas así son las que quiero en mi vida, nada de esas otras frígidas que se hacen las estrechas y no se dejan ni dar un piquito.