Amiga rancagüina de mi hermana se tragó mi pichula

8 min

Ella viene a estudiar con mi hermana todos los viernes, y en esta ocasión no coordinaron bien pues mi hermana salió con su pololo a una fiesta. Yo me quedé encargado de atenderla y como mis padres estaban de viaje, pues la atendí con mi pichula. Ella no se hizo de rogar y se abrió de piernas a la primera indicación. Me hizo una mamada inolvidable que incluyo mis dos bolas gemelas. Para mí fue una delicia meter mi lengua en su vagina completamente depilada. Lo cual demuestra que ella venía con ganas de coger. Hembras así es lo que debería abundar en mi tierra.