Amigo de Lago Verde parecía tímido pero las apariencias engañan

17 min

Él era grande y fuerte pero algo tímido. Lo convencí de entrar en mi alcoba y se transformó. Sus grandes brazos me agarraban con fuerza mientras me daba por atrás y yo gemía con lágrimas en los ojos. Mi cabeza daba vueltas cada vez que me cargaba y me tiraba contra su verga; ahí sentí como su gran pene me llegaba hasta el estómago mientras me destrozaba la vagina. Pocas veces he cogido con un macho tan rudo en la cama. Y eso que parecía todo introvertido y con poca experiencia. Definitivamente no debo dejarme llevar por las apariencias pues me perderé de gratos momentos.