Cogiendo a mi masajista veneca favorita en Renca

14 min

Llamé a mi masajista favorita: Martha. Esta veneca era recontra cachera y culo suelto, por eso que era mi favorita. Apenas la vi le metí toda la mano en la concha y esta perra se excitó tanto que olvido darme un buen masaje, pero lo que sí hizo bien fue gemir cada vez que le metía mis 19 cm en su negra papaya. La tenía con las piernas abiertas en la camilla; cada pierna de ella estaba sobre unos de mis hombros mientras le penetraba de forma brutal. La caché tan fuerte que me comenzó a pedir perdón por venir tarde y también por engañar a su marido; un oficinista de una empresa sin importancia.