Cogiendo con mi esposo borracho en Codegua para gozar

19 min

Domingo en la mañana mientras que nosotros pasaríamos 2 días más allí este sábado hacia un clima caluroso de verano así que me coloque una minifalda y una camiseta que destacaba mis cualidades femeninas mirada se reflejaba el deseo y la provocación por lo que me sentía un poco culpable a lucir con un beso él me acarició el trasero subiendo las escaleras volteé a mirarlo. Vi como no despegaba sus ojos de mi redondo y voluminoso culito. Al rato subió mi esposo con algunos tragos en la cabeza pero con la firme intención de cumplir su objetivo: hacerme el amor.