Cogiendo con puta temuquense que luce un vestido erótico

8 min

Ser fotógrafo de prostitutas de alto perfil tiene sus ventajas, porque a menudo no tienen cómo pagar pues paran sin dinero ya que son unas derrochadoras innatas y no les queda otra que ofrecerme un buen empujón en la cama como contraprestación a mis servicios. En esta ocasión esta rubia quiere un book en una residencia y cuando acabo la sesión de fotos pues mi verga la conoce por dentro con su completa y absoluta colaboración pues sabe que depende de mí para que sus fotos destaquen entre cientos de anuncios de las prepago. Es un negocio lucrativo pero muy competitivo.