Con amiga de Limache cogimos toda la noche

12 min

Estaba abierta de piernas, hasta que decidió meterme toda su pichula dentro. Me dolió por la razón que la tenía gruesa y venosa, aparte estaba muy excitado y cada vez aceleraba más y más. Mis gemidos se volvieron llantos cuantos me penetró por detrás. La puta polla no me entraba y él en un acto de arrechura decidió agrandarme el hoyo con sus dedos: los cual sirvió, pero me dejó marcas rojas en el ano que me dolían, mucho más, cuando me la sacaba. Al final decidí que se viniera en mi boca yo con su pija adentro sentía como se me inflaba la cara de leche.