Culiando a una de mis hermanas mientras la otra duerme

10 min

Mis hermanas son tan raras cuando juegan conmigo; a ellas les gusta desnudarme y tocarme partes de mi cuerpo que se me hacen raras. Al cumplir 19, ellas jugaron conmigo y con mi pene de manera extraña. Primero me llevaron a su cuarto y me desnudaron; eso era normal: lo anormal fue que le comenzaron a hablar y lo besaban como si fuera el más engreído de la casa. Cuando se me paró ellas se asombraron y comenzaron a lamerlo con más ganas: ambas lo lamian al mismo tiempo mientras la mayor, Kate de 21, se comenzaba a tocar la entrepierna.