Durmiendo con mamá se me puso duro el pene

9 min

Mi mamá muchas veces se queda sola en la casa, entonces yo la tengo que acompañar. A mis 19 años he visto como mi madre entra en soledad, por eso he decidido dormir con ella en la misma cama. Cuando la abracé para dormir, me di cuenta que sus senos eran enormes y olían bien: ahí se me paró el pene y no sabía cómo hacer que se me baje, entonces comencé a golpearlo con la almohada o con mis manos, pero nada era útil: seguía parado. Así que no tuve más remedio que colocarlo en su entrepierna y penetrarla en vaivén hasta que bote la leche y mi pene nuevamente quedó fláccido.