Encontré un video de mi primo con su polola

8 min

Mi primo tenía la buena costumbre de grabarse teniendo sexo con su polola y no tuvo el cuidado suficiente para guardarlo a buen recaudo así que logré sacar una copia para mi disfrute personal que me alegre las noches solitarias en mi cuarto cuando solo mi mano derecha me acompaña. Al menos puedo gozar viendo ese par de tetas de su hembra, que no son muy grandes pero tienen un par de aréolas enormes que me encantarían de poder lamer con mi lengua. Mi parte favorita es cuando ella se coloca en cuclillas sobre él, dándole la espalda y moviéndose como una licuadora.