Era feo pero también era todo un semental

31 min

Me gustan los señores mayores, y por eso cuando vi a este negro; todo viejo y gordo no dudé en sacarle la leche. El negro estaba sentado en su silla, cerca de la puerta de su casa. Yo soy rubia y tengo tetas grandes, por eso sólo necesite pararme cerca de él, verlo a los ojos y decirle que me siga. El negro con la cara llena de vellos, el estómago hinchado era todo un semental. Sentí como su gran verga venosa no me entraba bien en el culo, y él tuvo que girar hasta que pudo ponérmela bien. Hasta el fondo de mi ser.