Es mi compañera ideal porque somos igual de pervertidos

11 min

Cuando entro a una habitación de motel con Julieta me gusta chuparle el culo hasta saborear su ano con mi lengua; ella enferma la cabeza cada vez que la veo así; con ganas de sexo. Y, de verdad tiene un culazo como buena latina que es, hasta a veces no puedo resistir las ganas de meterle la mano en plena calle, cuando caminamos o cuando estamos sentados en el parque; eso se acompaña de una erección que me da. Ella es mi compañera ideal pues es tan pervertida como yo y tiene mucha imaginación para situaciones morbosas y llenas de erotismo retorcido.