Estoy obsesionada con su vergota gruesa como un tronco

20 min

Hasta mentalmente le pedía por favor que lo hiciera, pero él no hizo caso y se fue con una negra culona que tenía la palabra puta pegada en frente. Me quedé decepcionada y arrepentida de no ir otros días. Y ahora mucho más que he bajado un poco de peso y se forma una pera de espaldas: de espaldas debo de ser la mujer más deseada del mundo. Lo único bueno es que ahora puedo descansar algunos días pero luego tengo unas ganas irrefrenables de ser penetrada. Es algo que no puedo controlar y no me queda más remedio que llamarlo. Lo bueno es que él viene casi de inmediato.