Le gusta jugar al karaoke con mi pene erecto

11 min

Ella la cogió con la mano como si fuera un micrófono y pasó sus labios lamiéndola en toda su extensión para empezar a chuparla de vez en cuando se la sacaba de la boca y aprovechaba para comerse sus pene que crecía cada vez más y se iba poniendo más duro, la sujeto del pelo y la hizo colocarse a rodillas, se la metió de un solo golpe en la vagina y comenzó a amarla mientras la sujetaba de los pechos ella gemía en esa postura se introducía entera en su intimidad e iba rozando las paredes vaginales casi en búsqueda del punto G.