Le gustaba lamerme la vagina por un buen rato

10 min

Y después sentí uno de sus dedos acariciando mi pecho pasó sus dos manos por mi vientre lento, lento y sigue moviendo su lengua en mi vagina. Esto fue grandioso me dolía mucho mi vagina pero su lengua distraía ese dolor, era fabuloso con su lengua después de tenerme en esa posición se levantó y acercó sus caderas a las mías y mis piernas las puso recargadas a su pecho pero dejando a la vista mi vagina ya toda inflamada y entonces fue cuando quiso empezar a meter su pene, batalló un poco pues aún no estaba duro totalmente hasta que su erección fue pétrea.