Me clavó contra la pared en mi propia casa

11 min

Yo estaba fingiendo y traté de salir de ahí pero él me detuvo diciendo vamos toca lavar. Yo sé que te gusta tu marido no tiene ni la mitad de esto, tocala. No señor por favor soy casada y amo a mi marido, le dije pero él no me hacía caso. Me tenía arrinconada contra la pared y frotaba su verga erecta contra mi vientre. Me excité sin poder evitarlo. Cuando él metió sus dedos notó que yo estaba empapada. Mi suerte estaba echada. Me clavó contra la pared y me tapó la boca mientras arremetía contra mí con toda la fuerza de su erección.