Me dio hasta por las orejas ese condenado en Valparaíso

12 min

No me podía parar de la cama que traía el cachetero y las pantimedias ya bien caídas y como que me levanté de la cama y me da sueño y sentía que yo ya no podía dormir pero la había pasado tan delicioso que cuando me bajé de la cama me acomodo el vestido y traté de colocar las sandalias en cómo me escurría humedad por todos lados. Tuve que ir a darme una ducha tratando de no mojarme el cabello para que nadie sospeche en casa que venía de un motel barato. La había pasado fenomenal pero ahora tendría que pagar las consecuencias de mis actos.