Me gusta cogerla en los lugares más insospechados

11 min

Mi china es bien gritona en la cama por eso le tengo que amarrar un trapo en la boca o ponerle la almohada encima, y pues no tengo la culpa que tenga la concha tan estrecha. De verdad que en Japón todo es en pequeña medida, por eso cuando me la vio la primera vez me dijo que era anormal que el pene me haya crecido así, pero yo a punta de buenas cogidas, chupadas de panocha y lenguazos en el culo; la he vuelto una perra arrecha que sólo vive para coger. Lo hacemos a todas horas y en cualquier lugar, sea propicio o no.