Me gusta hundir mi cara en su culo: annilingus

35 min

Metí toda mi cara en su culo e hice los mismo con su vagina; luego saqué mi pene y se lo sobaba en su peluda vagina; en eso se la metí a se le salieron los ojos tanto que parece que hace mucho no tenía sexo. Por eso al acabar la cogida le dije que iría a su casa para romperle de vuelta la concha. Pero lo que en verdad yo anhelaba era lamerle el culo y sobre todo ese ano que tenía un olor penetrante que no podía sacar de mi mente. Muchos dirán que soy un pervertido pero el buen sexo es así: sucio y oloroso.