Me gusta lamerle el culo y meterle mi lengua

3 min

Mi polola tiene un culito redondito y apretadito que es todo un deleite para la vista y los otros sentidos. Por eso cuando la tengo en la cama desnuda y con el rabo expuesto; imagino que estoy en el cielo, y cerrando los ojos, me pongo a lamer y besar su culo como si fuera el plato de comida más rica que haya probado. Me deleito metiendo mi lengua hasta el fondo en su oloroso anito. Y ni qué decir de la vagina; es como el postre. Toda húmeda y con un delicioso olor a mariscos. Me atrae como un hierro hacia un poderoso imán.