Me gusta lamerle la verga mientras está profundamente dormido

8 min

Pero algo no me apetecía compartirlo con el que salía con el protocolo era mi momento de relax y estando los dos no sentiríamos activamente y necesitaba algo de descanso físico y mental sentir las manos de el sobre cada rincón de mi piel, me permitía desconectar completado mi cuerpo en sus manos estábamos en la calle relajados. Cuando entró en el dormitorio reinó el silencio, estaba dormido profundamente. Empecé a acariciarlo y sentí su verga bien dura, la acaricié y la dejé libre, empecé a lamerla desde la punta hasta la base. Él emitía sonidos entre sueños pues lo estaba disfrutando mucho.