Mi empleada me deja brillando el pene cuando cogemos

11 min

Mi empleada lleva un mes trabajando para mis papás, pero ahora recién la tengo sola para mí. Decidí agarrarla las caderas ricas que tiene mientras mi pene semi erecto se sobaba con su licra deportiva; y es que la flaca así toda castaña y espigada era una buena sirvienta. Y en la cama ni para quejarse, porque la muy mamona sabía sacar conejos a mi verga mientras me la cogía con suma fuerza, agarrándole el cabello rubio mientras veía su carita de zorra gemir. A la hora de vaciarme no tenía ningún problema en tomar mi leche directo de la punta de mi pene.