Mi mejor amigo de Aisén coge mejor que mi pololo

15 min

Era una tarde aburrida con mi mejor amigo, hasta que lo hicimos divertido, ¿cómo? Cogiendo en la sala de mis padres. De verdad no soy fanática del sexo con desconocidos, pero esta vez no tenía nada que hacer así que acepté darle mi panocha para pasarla bien. Me llevé una buena sorpresa debido a que me lo hizo muy bien y me hizo venir tres veces seguidas. Y, en el sexo anal no me quejo, porque supo hacérmelo sin que me doliera el culo o me rompa la espalda; todo fue tan bueno que estoy pensando en acabar con mi pololo para tener más tiempo con mi nuevo marido.