No hay cama estrecha para una mujer ardiente

10 min

Melissa es delgada y parece frágil pero en la cama es muy ardiente. Tiene meses saliendo con su pololo actual que es un estudiante sin dinero pero ella está muy enamorada y lo demuestra cada vez que pueda regalándole unos señores polvos en su habitación de amoblado espartano donde resalta una cama de una sola plaza donde no se puede hacer acrobacias pero es suficiente para revolcarse en la concupiscencia y gozar como cerdos. A él le gusta grabar sus encuentros amorosos y ella le da gusto pues sabe que está en buenas manos y que tomará las debidas precauciones.