Pagando por sexo en Coihueco para bajar mi calentura

10 min

Mi imaginación recorre todo mi cuerpo y siento el deseo irresistible de retirarme a un sitio apartado y tocarme un poco. Es muy agradable sentir mi cuerpo caliente y deseoso tal vez debería aparecer una hermosa chica que me ayude con esta delicada situación. Miro para todos lados y no veo a ninguna nena. Alguna dispuesta y para sentir su hermoso cuerpo. No me queda otro remedio que acudir con mi prostituta favorita y pagarle el doble para tener un par de horas de sexo ardiente y sabroso. Me sale caro pero ya estoy harto de masturbarme a solas en mi cuarto. Deseo apretar un cuerpo femenino que sea mío por un rato.