Pensé que era tierno pero era todo un degenerado

13 min

Julián era un chico lindo y tierno, o al menos eso creía yo, hasta que me lo llevé a la cama y pude ver que era un total enfermo sexual. Ahí me sodomizó de distintas maneras, y no sólo en la cama sino en distintos lugares de su casa: en las escaleras, en su patio, en su azotea y hasta en el balcón de su casa. Todo me lo hizo un mismo día y no pude ni tocarme la concha por el resto de la semana de lo hinchada que estaba. Pues el condenado no solo me rompió el ano sino que también me penetró por la conchita hasta hartarse.