Por cachonda me acosté con un gordo seboso en Calama

13 min

No puedo, le dije, ayúdame pinche gordo que no es fácil levantarte con tal de verle el pene eres capaz de cargarme sí pero no abuses que me puedo lastimar. Se levantó, se quitó el pantalón por su enorme estómago no pude verle el pene, me agaché, lo vi, era muy pequeño me iba a reír pero cómo lo podía ofender y el irse mejor me aguanté no quise quedarme sin mi ración de verdad aunque fuera tan pequeño. Qué rico pene mi amor, le mentí para que me penetre de una buena vez. Eso es lo malo de ser tan ardiente, tener que comerme a un feo de vez en cuando.