Rubia tetona goza con sus piernas en mis hombros

23 min

La verdad sea dicha es que la pose de piernas al hombro no era de mis favoritas pues si bien puede ver el rostro de mi polola mientras la penetro, no he logrado hacerla llegar al orgasmo de esa forma. Pero todo cambió el día que conocí a una rubia con unas tetas impresionantes pues a ella le encantaba esa pose, ponía una cara de zorrita y sus enormes pechos oscilaban en todas direcciones mientras yo me la cogía. Me gustaba imponerle un ritmo frenético para que ella gima y jadee a mayor volumen, mientras sus tetas bailaban con mucha cadencia.