Se abrió de piernas para mí y se la metí

23 min

Para resistir una larga faena con una de mis amigas preferidas, esa noche tome todo tipo de suplementos y drogas para meterme un buen cache que dure toda la madrugada, por eso como al quinto polvo me comenzó a doler el pecho, pero no hice caso y seguí rompiendo la concha de mi flaca; esa conchita tan rica que apenas la metía sentía como me apretaba todo el cabezón. Me cae muy bien esa nena porque se abre de piernas para mí sin mayor trámite. Me gusta clavarla a un ritmo creciente para que aprenda quién es su marido al menos por unas horas.