Sexo oral y anal en el baño de la Universidad Central

10 min

Estuve saliendo con una hembra que le gustaba hacerlo en lugares públicos. En un martes cualquiera ella me guiñó el ojo y me llevó de la mano. Fuimos a los baños de atrás y me dijo que su lengua tenía ganas de lamerme la verga. Me la chupó por medía hora y me sorprendió que no me vaciara hasta que un chorro de pegajoso de leche le cayó en toda la nariz que le hizo atorarse y toser. Yo quedé completamente satisfecho y al cabo de un rato me recuperé para meterle mi pichula mientras la empujaba contra la pared.