Sus embestidas me hicieron alcanzar un orgasmo brutal en Cisnes

12 min

Continuando sus movimientos los vidrios ya estaban empañados por tanto calor que provocamos, el señor se armó de valor para darme de nuevo las embestidas. Esta vez sí me dolían y me agarré de la puerta que estaba sobre mi cabeza me dolía demasiado puse mis piernas abrazándolo con ellas y en una de esas embestidas hizo que tuviera un fuerte orgasmo y de mis piernas le dije que se detuviera, lo acomode para que sentará en el asiento y me monté sobre él pero antes de penetrarme me quitó la blusa y le di un beso me dejó solamente con el brassiere.