Tenía la concha peluda y no pensaba depilarse en Curepto

12 min

Ella cayó como una perra abierta de piernas y lo primero que hice fue chuparle la peluda conchita que tenía. Para ser una mujer flaca tenía mucha fuerza en sus actos y gemidos, por eso la agarré bien del cabello y le di como se le da a una mujer para que nunca te olvide. Me la follé duro que se me torció la pinga en pleno acto, pero todo valió ya que al final me dio su número para que la vuelva a llamar. Lo cual hice a primera hora del día siguiente pues una oportunidad como esa, con una mujer que parece un monumento, no hay que desaprovecharla.