Tirándome a drogadicta después del concierto en Tierra Amarilla

24 min

Cuando fui al concierto de The Killers pude ver a una gringa jovencita y bien fumada, entonces aproveche para llevármela a los baños de atrás y obligarme a que me chupe la polla: sus ojos azules resaltaban cuando lo hacía con las luces del concierto. También cuando le alzaba la pierna pude notar como se la abría la concha rosada y el hueco se ano se hacía más grande. Tirar con una drogadicta tiene la parte positiva de que no sienten dolor y uno puede sadiquearse con ella. Lo malo es que muchas vienen con VIH u otras pestes. Hay que ser cuidadoso.