Vecina adicta al semen me deja acabar en su cara

6 min

Le propuse a mi vecina para tener sexo oral. Ella no tuvo problemas en aceptar; ya que así son las perras, ellas solo necesitan que les sepan poner la verga en la cara en el momento adecuado y solas saben qué hacer. No hay necesidad de pedirles nada más. Esa noche me vine rico en su carita redonda de comelona. Ese es mi fetiche, ver cómo mi leche cae por entre su nariz y su boca, resbalando hasta el cuello. Ella realmente lo disfrutó pues es toda una adicta al semen. Lo lamía sin pausa mientras le embarraba la cara con mi fluido.