Vecina casada desatendida recibe verga del cartero temuquense

10 min

Ser cartero tiene múltiples desventajas pues te expone al sol, la lluvia, perros bravos y personas quejosas. Pero también tiene su lado positivo, como cuando una mujer casada no recibe la suficiente atención de su marido y decide buscar en otros brazos el calor y el afecto que no recibe en casa. Más aún si esa hembra es de las que les gusta el sexo rudo y su marido encima de picha corta es un finolis. A ella le gusta que le den nalgadas y le diga puta mientras se la clavan con energía. No es necesario sacarle las bragas para metérsela hasta la empuñadura.