Vecina ruidosa se la clavan por las mañanas en Arica

10 min

Nancy era mi vecina, y ella tenía 40 años, cabello corto y unas piernas de yegua riquísimas; todo eso resaltado por un culo precioso y bien formado como una bella estatua griega. La señora andaba con vestidos y sandalias, así bien coqueta andaba por las calles y hasta pasaba por mi casa caminando moviendo su culo modelándolo. Yo una vez que tendía mi ropa la pude escuchar pidiendo perdón a dios, creo que en ese momento se la follaban, porque decía perdón, perdón y soy tu perra sirviente y cosas así. Era muy excitante escucharla, sobre todo sus gemidos y sus gritos de placer.