Vecino de O’Higgins es un buen semental y coge riquísimo

11 min

Acabo de conocer a mi vecino de unos 62 años de edad con un cuerpo muy atlético y con una energía impresionante. Él acaba de llegar de la ciudad donde se había jubilado. Tenía un rostro muy masculino, bastante atractivo con su pelo corto blanco y un muy apetecible bulto en su entrepierna que se marcaban bien cuando se sentaba. Procure ser comedida en mis miradas para no levantar sospechas, pero él era un buen semental y más cuando por la noche o ya los gemidos de su mujer pues su habitación estaba contigo a la nuestra, se escuchaba todo.