Voy a mi casa rellena de la leche de otro hombre

12 min

A la hora de follarme por mi cuca lo hizo por mucho tiempo, lo cual me excitó mucho y mucho más cuando con sus grandes manos me agarró el rostro y me empujó su pija con semen por toda la cara. Pero esa no fue la mejor parte porque él sabe muy bien que me gusta el sexo duro y conoce bien que me encanta que me azoten y me golpeen la cara. Algo de sexo brutal antes de la cena para luego ir a mi casa completamente satisfecha y servirle la cena a mi maridito sin que el pobre cornudo sepa que estoy llena de la leche de otro hombre, de un verdadero macho.