Weon gritón me mete su pichula y todos se enteran

10 min

Estábamos con mi pololo. A él le gusta gritar cuando hacernos el amor. Pero esta vez se olvidó de todo y de todos y disfrutamos como nunca, cuando acabamos me bajó el vestido y yo le limpié el pene y las gotitas que le quedaban en la punta. Nos terminamos de vestir y seguimos andando hacia casa como si nada hubiera pasado. Cuando llegamos a casa me dijo que llevaba todo el día pensando en que hoy lo haríamos como locos, que había planeado toda la noche anterior que necesitaba estar dentro de mí a todas horas, sin pausa ni perdón.